Mostrando publicaciones por etiqueta: Cooperativas (versión 2019) - Visita www.oviespana.com para ver la web actual

 

La cooperativa ganadera CorSevilla celebró el pasado 16 de septiembre su Asamblea General de Socios en el Pabellón Municipal de Deportes de Cazalla de la Sierra (Sevilla), cumpliendo con las rigurosas medidas de seguridad que la situación actual exige.

 

Durante el trascurso de esta reunión se aprobaron las Cuentas Anuales correspondientes al año 2019, en el que CorSevilla logró superar los 19 millones de euros de facturación. Se trata de la mayor cifra de negocio de su historia, que cuenta ya con 35 años. Desde su nacimiento, la finalidad de esta cooperativa es mejorar la rentabilidad de las explotaciones de los socios que la forman, más de 500 familias del norte de Sevilla y provincias limítrofes.

 

El presidente de CorSevilla, José Manuel Castillejo Falcón, fue el encargado de hacer balance del pasado ejercicio. “Hemos llevado a cabo importantes progresos organizativos en la comercialización de corderos, una de las principales actividades de CorSevilla”, afirmó. En total, la cooperativa vendió 67.768 cabezas de ganado ovino el año pasado.

 

Por otra parte, CorSevilla inició la comercialización de ganado vacuno a través de la cooperativa de segundo grado Bovies, con una gran aceptación entre los ganaderos. En alimentación, con el propósito de generar mayores oportunidades de consumo, la cooperativa lanzó en 2019 una línea de carne de cordero asada, una propuesta complementaria de alimentos adaptados a los nuevos estilos de vida. Y por último, en los aspectos organizativos, han seguido apostando por la calidad y se han focalizado en la eficiencia de los procesos con la implementación del sistema LEAN, para optimizar la organización interna.

 

 

 

La pesadilla del incendio que vivió la cooperativa Cobadu en la noche del pasado domingo, día 6 de septiembre, se va matizando con el paso de los días. Según informa la propia cooperativa zamorana, el trabajo ininterrumpido de los bomberos y el personal de la cooperativa está siendo muy intenso desde que comenzara el incendio en la noche del domingo.

 

“El incendio comenzó en la nave 6, y se extendió hasta la 11, ambas incluidas, con efecto dominó. Las naves 6 y 7 son de fertilizantes, el resto son de cereales, con una dimensión de 90 metros de largo por 30 de ancho y una capacidad aproximada, dependiendo mucho de la densidad de cada cereal, de 12 a 14 millones de kilos. Hay que tener en cuenta que las instalaciones de Cobadu acogen una capacidad total de almacenamiento de 450 millones de kilos en sus 30 naves”, señala Rafael Sánchez Olea, director general de Cobadu.

 

Por lo tanto, la situación no es tan catastrófica como se temía al principio, debido a las dimensiones del incendio: “Me gustaría tranquilizar a los socios, gracias a Dios ya está controlado el incendio, que aunque ha sido fuerte, solo ha afectado a zonas de almacenamiento: cereales, fertilizantes y alfalfa. Todas las instalaciones productivas han quedado intactas, tanto las fábricas de pienso como las plantas de procesamiento de materias primas”.

 

Además, según afirma Sánchez Olea, hubo circunstancias que permitieron que el incendio no fuera tan fuerte: “Habitualmente en esa zona solemos aparcar tres camiones de distribución de gasóleo, llenos, para distribuirlo al día siguiente a nuestros socios y clientes, pero, afortunadamente, no estaban esa noche. Teníamos miedo de que el fuego rebasara esta zona, algo que no ha pasado gracias a la distribución de la cooperativa, cuyas instalaciones están divididas por amplias calles que han actuado de cortafuegos. Si se hubieran quemado las fábricas, hubiéramos tenido un problema mucho mayor. Nos centramos en aislar y en que el fuego no trascendiera de la cota que tuvimos marcada desde el principio. Hemos encontrado una colaboración muy importante de las autoridades, de los compañeros de la cooperativa, y de socios y vecinos que querían ayudar. Sin la estrategia común, habría sido imposible atajar el incendio”.

 

 

 

La Cooperativa Bajo Duero (Cobadu) ha sufrido en la noche del domingo a lunes un aparatoso incendio en sus instalaciones, originado en torno a las 23.00 horas en una de las naves de almacenamiento de materias primas de la cooperativa. Los bomberos, trabajando con miembros del equipo de Cobadu, han logrado sofocar las llamas que proliferaron con rapidez debido a la fácil combustión de las materias primas almacenadas, fundamentalmente alfalfa. Varias naves, maquinaria y material, se han visto afectados por el fuego, y la cooperativa hará un balance de daños cuando puedan cuantificarse.

 

Las plantas de fabricación de piensos no se han visto afectadas y los daños son únicamente materiales y no personales, ya que en ese horario, las instalaciones permanecían cerradas y no había ningún empleado.

 

“Desde Cobadu, queremos agradecer el apoyo de todos los que han participado en la extinción del incendio: el equipo de la cooperativa, que ha dado una lección de entereza y valor ante la adversidad, bomberos y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.  Mandamos también un mensaje de tranquilidad y sosiego a nuestros socios y a toda la sociedad. El incendio pudo controlarse gracias a un duro trabajo y se están llevando a cabo los últimos trabajos de apagado. Además, mostramos nuestro agradecimiento por las muestras de apoyo recibidas por distintos medios en estos momentos tan complicados para nosotros”, señala la cooperativa.

 

 

 

La cooperativa ganadera onubense Ovipor cierra un ejercicio positivo, mientras afronta un 2020 caracterizado por las dificultades comerciales. En concreto, Ovipor facturó durante el año pasado un 7,5% más que en 2018 y suma ya los 21,7 millones de euros. Con este ejercicio, la cooperativa encadena cinco años de crecimiento sostenido, en los que ha pasado de los 9 millones de euros, de 2014, a los casi 22 de este último año.

 

Se trata, en palabras de su presidente Agustín González, de un ejercicio de “consolidación”, al que han contribuido la buena marcha de los distintos sectores, con especial atención al caprino, pero también la incorporación de nuevos socios en las distintas secciones, “debido a la seguridad y garantía que ofrece la cooperativa”.

 

Una cooperativa de primer grado que, al tiempo que potencia su marca propia, mantiene alianzas con otros grupos como son Covap, para la comercialización del ibérico; EA group, para el ovino de carne; Bovies, para la venta de bovino; y Dcoop en el caso del caprino lácteo.

 

Precisamente, es en esta estrategia comercializadora donde reside la clave del crecimiento de Ovipor, según apunta Agustín González, quien siempre defiende: “se puede ser cabeza de león, siendo cola de ratón”.

 

 

 

 

Ángel Tarancón Izq y Fran Santolaria director General y presidente de Oviaragón web

Ayer se celebró en formato telemático -por primera vez- la Asamblea General Ordinaria de Socios de Oviaragón (Grupo Pastores), en la que se aprobaron las cuentas anuales y el informe de gestión por unanimidad de los socios.

El año 2019 fue un año complicado para el sector ovino español, con problemas de recogida de corderos en primavera, precios de compra inferiores al año anterior y un continuo descenso de ganado.

En este entorno complicado, el volumen de cordero comercializado desde Pastores se mantuvo estable en 4,786.000 kilos, gracias principalmente a nuevas líneas de negocio como la gestión y comercialización directa de los menudos de los corderos que sacrifican en Mercazaragoza y al incremento de las líneas de más valor como las referencias de despiece (+3%), embandejados (+8%) y Agnei Ibérico (+20,9%).

La sección de reparto propio que distribuye a carniceros y otros pequeños minoristas, alcanzando a más de 700 clientes, creció un 3,4% en 2019 y ya supone un 50% del total de las ventas de la cooperativa. La distribución del resto de las ventas se reparte en un 10% a exportación, un 5% para venta en vivo y un 35% al canal alimentación moderna (supermercados e hipermercados) en España.

De los servicios y productos comercializados por Oviaragón para ganaderos de ovino, destaca la asesoría de mejora de la rentabilidad de las explotaciones que realiza el equipo veterinario y que atendió en 2019 a 424 explotaciones. El 76% de todos los socios de más de 250 ovejas tiene puesto en marcha alguno de los programas recomendados para ser más eficientes: control de mamitis, testaje de machos o detección de ovejas improductivas.

Igualmente se informo en la Asamblea de la situación de las nuevas inversiones: la ampliación de las instalaciones de Oviaragón-Grupo Pastores en Mercazaragoza y la quesería de Perales del Alfambra. Ambas estarán finalizadas para el próximo mes de septiembre cumpliendo el calendario de ejecución previsto.

Fran Santolaria, presidente de Oviaragón, en su discurso introductorio parafraseó a Charles Darwin al decir que “la especie que logra perdurar en el tiempo no es la más fuerte si no la que se logra adaptar mejor al entorno siempre cambiante”. Y ese es el enfoque de Oviaragón: diversificar en nuevas áreas de negocio complementaria, diferenciarse en el mercado y ser más eficientes en la gestión de los recursos.

Oviaragón-Grupo Pastores ha obtenido un resultado positivo consolidado de +30.000 euros. Un resultado neutro, como suele ser habitual como entidad cooperativa que busca incrementar la rentabilidad de sus socios ganaderos, garantizando los mejores precios de compra posibles, los servicios y la viabilidad de la cooperativa. El balance de Oviaragón está además totalmente equilibrado con un fondo de maniobra amplio.

Antes de la celebración de la Asamblea General Ordinaria, se aprobó por unanimidad en Asamblea Extraordinaria la modificación de los estatutos para permitir que todas las comarcas tengan representación en el Consejo Rector tras los cambios de censos que dejaban sin representación a comarcas con menos ganaderos del mínimo anterior. Así, a partir de 30 socios y hasta 70 las comarcas tendrán al menos 1 representante. También se aprobó la modificación en los estatutos que permite que se pueda celebrar Asamblea General telemáticamente. En la Asamblea General se han elegido además 5 consejeros y 3 interventores nuevos.

Pastores Grupo Cooperativo es el resultado de 39 años de trabajo y creencia en el cooperativismo desde que 25 ganaderos fundaron en 1981 la primigenia Carne Aragón. Actualmente la integran 700 ganaderos de ovino aragoneses y de provincias limítrofes, con un volumen de 400.000 ovejas, criadas en 400 pueblos y que pastorean 1.000.000 de hectáreas de cultivos y bosque.

Asamblea General telemática de socios Oiaragon

Un 40 por ciento de los criadores de ganado ovino no podrán evitar las pérdidas que la crisis sanitaria por la pandemia de coronavirus ha provocado en todos los sectores de la economía, pero serán algo menos que en el otro 60 por ciento gracias a la labor de regulación del mercado y del precio que realizan las cooperativas.

Este 40 por ciento, que pastorea unas 450.000 ovejas, son los ganaderos que en Aragón están integrados en cooperativas, sociedades que durante todo el estado de alarma se han encargado de recoger la producción, darle salida y evitar un desplome de los precios.

"Nunca damos grandes beneficios ni pérdidas", ha asegurado a Efeagro el presidente de Oviaragón-Grupo Pastores, Ángel Tarancón, quien cree que en esta crisis las cooperativas han "salvado" a los ganaderos.

Es en lo que coincide la ganadera María José Velilla, consejera del Consejo Rector de Oviaragón y secretaria de AMCAE, la Asociación de Mujeres de Cooperativas Agroalimentarias de España, quien junto con su marido, Jesús Rosales, gestionan una explotación de más de mil cabezas de ganado ovino en Alfamén (Zaragoza).

"Al estar en la cooperativa no hemos tenido problema. Los corderos han salido", explica Velilla quien también incide en el esfuerzo de la asociación, que ha "peleado" por contener los precios, pero aún así han bajado, aunque según Ángel Tarancón menos que para los ganaderos independientes porque en el caso de Oviaragón no han pagado menos de 60 euros por animal.

Tarancón recuerda que antes del inicio de la crisis se pagaban a una media de 76 euros, un precio "muy bueno", pero el estado de alarma para frenar la pandemia cerró los mercados internacionales y paralizó la hostelería en el momento de mayor producción de las explotaciones, a las puertas de la primavera.

En ese periodo la ganadera explica que tenía 400 corderos "para sacar" y advierte de que cuantos más días permanece el animal en la explotación una vez destetado más consume y por tanto más gasto para el empresario y menos ganancias.

En un sector en el que, señala María José Velilla, están acostumbrados "a estar siempre mal",  se ha sumado ahora el miedo a contraer el coronavirus. "¿Qué haríamos con los animales? ¡Hay que arreglarlos todos los días!", exclama al recordar que ahora están en proceso de parición y pasan en la explotación muchos días desde las 7 de la mañana a las 10 de la noche y van tan "justos" que no pueden asumir el pago de un empleado.

La pandemia les ha provocado también "incertidumbre" por el futuro, por los precios y por la evolución del mercado, pero también para solventar gestiones relacionadas con la explotación como conseguir esquiladores para las ovejas, una labor que no se puede realizar cuando las ovejas están preñadas, ni cuando están amamantando ni en julio o agosto porque, como apunta Ángel Tarancón, se les quemaría la piel.

El esquileo, asegura el presidente de Oviaragón, "no es un capricho" porque supone un coste para el ganadero pero es necesario para el bienestar animal porque la lana les da calor, les genera estrés, baja la producción y se cubren peor pero también por cuestiones sanitarias para evitar enfermedades como la sarna o la tiña.

En España hay pocos profesionales por lo que las cuadrillas llegan de Polonia, Rumanía y Uruguay, país este último donde hay mucha tradición y cuentan con escuela de esquileo, pero que este año no han podido llegar antes por el cierre de las fronteras y en el caso de los uruguayos ha obligado a contratar un vuelo chárter. Aunque los 550.000 euros del coste lo sufragan entre siete empresas, ya va a suponer un 40 % más de gasto que cuando viajan en vuelos regulares, además del retraso en el trabajo, que puede llegar a un mes.

Velilla ha sufrido un retraso de quince días y ha podido contar una cuadrilla "muy buena" de rumanos de la cooperativa que han esquilado a todos los animales "en un día", sin olvidar las precauciones de desinfección que tuvo que proporcionarles por el coronavirus.

Otro de los puntos a favor de las cooperativas, como ha resaltado Tarancón, es que disponen de un mercado "más continuo" en todas las grandes superficies y la demanda está "más controlada" y ha permitido que Oviaragón haya comercializado "según lo previsto".

Lo afirma Enrique Fantova, veterinario de esta agrupación de ganaderos con 39 años de experiencia y que trabaja en hacer un producto "diferenciado", "única forma -dice- de competir en el mercado nacional e internacional" pero que además cuenta trabaja con el sello "Ternasco de Aragón", un producto con una trazabilidad "muy controlada" con revisión anual de los estándares en el manejo de la preparación, el tipo de alimentación, de lactancia y un nivel de engrasamiento "adecuado".

En este sentido resalta que mientras el consumo del cordero ha bajado, las ventas de "Ternasco de Aragón" han subido un 8 %.

En ello, el presidente de Oviaragón cree que ha influido la reciente campaña promocional del ternasco, tanto que ha contribuido a que en una semana se haya incrementado 1 euro el precio que se paga por el animal.

No obstante, Tarancón reclama más ayudas a la promoción, considera que las aprobadas por el Gobierno son "muy insuficientes" porque además de que se cobrarán con la PAC, en noviembre o diciembre, no van a llegar a 1.200 euros por ganadero.

También lamenta que a la autorización para la congelación solo se ha acogido una empresa porque no se han atendido las peticiones de congelar las piezas para hostelería y critica que de las ayudas a la reposición "no se sabe nada".

M. Rosa Lorca- Efeagro

M. Rosa Lorca- Efeagro

 


El auge del sector de la almendra, la contribución de la economía circular al desarrollo sostenible y la calidad nutricional de este fruto seco ha llevado a Dcoop y a su socia De Prado a desarrollar un proyecto de investigación basado en la valoración de la capota de almendra para alimentación animal que ya cuenta con el respaldo del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) y ha comenzado a dar sus primeros pasos.

Este proyecto, denominado Dealmaltea, tiene como objetivo principal la valorización de la capota de almendra a través de su inclusión en la alimentación de pequeños rumiantes (caprino y ovino).

Durante el transcurso del proyecto se determinarán las propiedades nutricionales de la capota de distintas variedades de almendra, se definirá el momento óptimo de obtención del subproducto en consonancia con la calidad óptima de la almendra, se evaluará la forma de aplicación de la capota de almendra en la alimentación animal (triturada, en harina, pelletizada, etc.) y el porcentaje de inclusión dentro de la formulación de los piensos. Por último, se analizarán los efectos de los piensos sobre los animales y sobre sus productos: efecto sobre la leche en cabras y sobre la carne en corderos.

España se encuentra entre los líderes mundiales en producción de almendra, con Andalucía como segunda región productora y en auge. Teniendo en cuenta la importancia del cultivo de almendra en nuestro país, así como de los ganados caprino y ovino, este proyecto supondrá una clara innovación en el uso de la capota de almendra, que tendrá un impacto económico positivo para la producción de este fruto seco al valorizar su subproducto y al generar una economía circular. Así mismo, se plantea la incorporación de esta nueva materia prima en las tablas FEDNA para su inclusión para la alimentación de cabras lecheras y corderos en cebo.

Dealmaltea tendrá una duración de 2 años y medio. La ejecución de las actividades se prolongará hasta diciembre de 2021. El presupuesto del proyecto asignado a Dcoop es de 310.686 € y está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Operativo Plurirregional de Crecimiento Inteligente de España 2014-2020.

 

rey ganaderos ovino web01

La Casa de S.M. el Rey ha elegido a la cooperativa aragonesa Pastores y al Consorcio de Promoción, cooperativa de Castilla y León, como representantes del sector ovino y caprino para mostrarles su apoyo y analizar conjuntamente la complicada situación actual

En el marco de los contactos con el sector agrícola, pesquero y alimentario, Su Majestad el Rey ha mantenido hoy una videoconferencia con representantes del sector ovino y caprino, quienes le han informado del impacto de COVID-19 y de las perspectivas de futuro en este ámbito.

En la videoconferencia han participado el presidente del Consorcio de Promoción del Ovino, Benjamín Fernández Anta; el director gerente del mismo consorcio, José Antonio Asensio Carreras; el presidente de Oviaragón-Grupo Pastores, Francisco Santolaria; y el su director general, Ángel Tarancón.

Los representantes de ambas entidades han expresado al Rey que, a pesar de la epidemia, los ganaderos han continuado en su quehacer diario de atención a sus ganaderías y las cooperativas han continuado prestando servicio y asesoría a todos sus socios para garantizar la recogida de leche y de carne, respectivamente, a unos precios dignos, superiores a los que cobran los ganaderos que no están integrados en cooperativa.

En la conversación con don Felipe, los representantes de este sector han explicado que se han visto especialmente afectados por el rápido deterioro del mercado de la carne de ovino y caprino, dado que su producción es marcadamente estacional, siendo precisamente esta la temporada de producción, y vinculada a su consumo en restaurantes y hostelería, canal que ha tenido que cerrar por las medidas decretadas en el Estado de Alarma. Esto ha generado un gran excedente y ha tenido como consecuencia directa un alarmante descenso en los precios pagados al ganadero. El consumo de carne de cordero en el hogar, según datos del MAPA, ha estado descendiendo una media de un 20% cada semana desde que comenzó esta situación.rey ganaderos ovi web 02

Ante esta situación, el Gobierno está tramitando con carácter de urgencia un real decreto que recoge ayudas directas destinadas a los ganaderos de ovino y caprino. Sin embargo, los representantes del sector ovino temen que un presupuesto insuficiente para las ayudas ponga en peligro la viabilidad de este sector ganadero.

También demanda otras medidas que podrían suponer un importante alivio de la situación, algunas de las cuales competen a la Comisión Europea.

En la conversación ha estado muy presente también el esquileo, porque el Consorcio y Grupo Pastores han insistido mucho en la necesidad de la autorización de una operación para traer 300 esquiladores de Uruguay, ya totalmente organizada a falta de los permisos oficiales. Es muy urgente cubrir la demanda de esquiladores extranjeros, una actividad que llevan realizando una década, pero que ahora está afectada por las restricciones impuestas por la epidemia.

A su vez, desde Pastores se ha agradecido a todas las instituciones que han participado en la apertura del mercado de Arabia Saudí y que ha permitido exportar corderos vivos, desatascando algo el excedente de oferta en el mercado nacional. Se ha solicitado se pueda avanzar cuanto antes en la apertura de otros mercados internacionales que pueden ser claves como China, Qatar y Kuwait.

El sector Ovino en Españarey ganaderos ovi web 03

El sector ovino y caprino representa en España el 12% de la Producción Final Ganadera, si se tiene en cuenta el conjunto del subsector cárnico y el lácteo. Con un censo ovino que en los últimos cinco años se encuentra estabilizado alrededor de los 16 millones de cabezas, España es el segundo país en importancia de la Unión Europea tras el Reino Unido. Debido al carácter extensivo de una parte importante del sector y a que es una actividad que se asocia a aquellas zonas donde no existen otras alternativas económicas, este sector tiene un papel primordial en la vertebración del territorio, en la conservación del entorno y en la generación de empleo en zonas rurales.

 

Pastores Grupo Cooperativo es el resultado de 39 años de trabajo y creencia en el cooperativismo desde que 25 ganaderos fundaron en 1981 la primigenia Carne Aragón. Actualmente la integran 700 ganaderos de ovino aragoneses y de provincias limítrofes, con un volumen de 400.000 ovejas, criadas en 400 pueblos y que pastorean 1.000.000 de hectáreas de cultivos y bosque.

 

 

El Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Cordero de Extremadura (Corderex) y la cadena extremeña Lider Aliment, S.A. han llegado a un acuerdo de colaboración para promocionar y comercializar este producto en los supermercados Eurospar de Extremadura y Andalucía.

Gracias a la entidad comercial EA Group, S.C. se comenzará a distribuir este producto certificado a partir de este jueves en los once establecimientos repartidos por las provincias de Badajoz, Cáceres y Córdoba en un nuevo formato, al ofrecer cortes "a mano" de chuletillas, paletillas y piernas, entre otros.

Según vaya avanzando este acuerdo de colaboración, se irán añadiendo los más de 170 supermercados de la red de franquicias de Spar, ha indicado Corderex en un comunicado.

Esta acción se enmarca dentro de la campaña de promoción y comercialización del Cordero de Extremadura, en apoyo a las entidades comerciales inscritas en la IGP ante la crisis provocada por el coronavirus.

Este acuerdo supone "un importante paso para la IGP, ya que refuerza su presencia en Extremadura y Andalucía", ha indicado Corderex.

Con esta nueva línea de presentación, "más atractiva y con mayor vida útil", ha destacado, se consigue mejorar la imagen del producto certificado de cara a la distribución y al consumidor final.

Además, Lider Aliment, S.A. es una empresa cien por cien extremeña y, con su apuesta ayuda a la promoción y comercialización del Cordero de Extremadura, beneficia a los ganaderos de la región y al resto de la cadena de producción, según Corderex. 

La cooperativa Harakai comprará los corderos que los ganaderos vascos produzcan durante esta temporada y que en el actual estado de crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus no se venden por el parón económico y los conservará para sacarlos al mercado cuando este se recupere. 

Harakai, empresa cooperativista agroganadera que aglutina a cerca de 620 productores de ovino, vacuno y porcino de Euskadi, ha firmado un acuerdo con la Fundación HAZI, dependiente del Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco, para dar una solución al mercado de los corderos. 

La cooperativa se compromete a adquirir los corderos manteniendo el precio de compra, fijado en unos seis euros el kilo para los ganaderos amparados en la marca Eusko Label.

El Gobierno Vasco ha explicado que "amparado en las modificaciones legislativas que la Comisión Europea permite" ante la crisis de la COVID-19, ofrece así una actuación coordinada y centralizada para dar respuesta a la necesidad de garantizar la rentabilidad y continuidad de estas explotaciones muy afectadas tras la caída del consumo en los sectores de la hostelería, restauración y catering. 

Harakai comercializa cada campaña 12.000 unidades de corderos y con este acuerdo se va a hacer cargo de unos 15.000 más de pastores que no están asociados. 

También Eroski colaborará con esta iniciativa y trasladará el producto final al consumidor. 

Página 1 de 88

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder