Mostrando publicaciones por etiqueta: Carne Gastronomía (versión 2019) - Visita www.oviespana.com para ver la web actual

 

La Organización Interprofesional del Ovino y Caprino (Interovic) ha conseguido siete millones de euros para la promoción de la carne de cordero y cabrito en el mercado interior. Se trata de una continuidad del programa que actualmente Interovic viene desarrollando en España y Hungría y cuyo objetivo es promover el carácter sostenible del sector.

 

Este es el tercer programa consecutivo que la Agencia Ejecutiva de Consumidores, Salud y Alimentación de la Comisión Europea concede a Interovic para fomentar el consumo de sus productos en el mercado interior. La primera campaña, llevada a cabo desde 2015 a 2017, se centró en modernizar el modo de comercialización de estos alimentos a través de nuevos cortes. La segunda, desde 2018 hasta 2020, impulsó el carácter sostenible de la producción ovina y caprina. Esta última pretende continuar trabajando un mensaje similar, pero con la novedad de involucrar a la hostelería.

 

“Disponer de estos recursos supone una oportunidad para el sector ya que nos permite multiplicar por cuatro los fondos recaudados a través de la Extensión de Norma y que justamente renovamos ahora. Gracias a la aportación de todo el sector hemos logrado posicionarnos como la carne sostenible, y durante los próximos tres años podremos continuar haciendo llegar este mensaje al conjunto de la sociedad. De no ser por la Extensión de Norma, sería imposible tener campañas de alcance nacional y con la repercusión que estamos teniendo hasta ahora”, señala Raúl Muñiz, presidente de Interovic.

 

Tomás Rodríguez, director de Interovic, refuerza esa idea: “Nos enorgullece saber que Europa vuelve a apostar por nosotros. Este proyecto es uno de los seleccionados de un total de 49 que se presentaron en la convocatoria 2020, Interovic apostó por promocionar la sostenibilidad del sector y la concesión de esta campaña nos da el apoyo necesario por parte de la Comisión Europea para poder trasladar esto al conjunto de la sociedad”. 

 

La campaña se desarrollará de 2021 a 2023 con un presupuesto de 6.975.000 euros. Cada año se invertirán 2,7 millones de euros aproximadamente (dos millones en España y el resto en Hungría).

 

 

 

Nuestra tradición cultural marca dos puntos álgidos a la hora de poner en nuestras mesas carnes de lechal, cordero y cabrito. El verano, donde las protagonistas son las chuletillas, y en Navidad, cuando los asados llenan con su aroma las fiestas más entrañables del año. Afortunadamente, el consumidor tiene, en la actualidad, a su alcance innovadoras presentaciones para llevar la excelencia gastronómica ovina y caprina a su casa cualquier día del año, con tiempos de cocinado adaptados a las necesidades de los ciudadanos de hoy.

 

La Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y Caprino (Interovic) ha puesto en marcha una campaña de promoción, con el objetivo de crear nuevos momentos de consumo. Para ello, los consumidores disponen de chuletillas o paletillas para esta época estival, o otros cortes más novedosos como el filete de cordero para elaborar un ‘Paquito de cordero’.

 

Después del duro proceso de confinamiento que toda la sociedad ha tenido que cumplir para evitar los efectos de la pandemia, por fin es tiempo de poder disfrutar de la nueva normalidad, siempre siguiendo estrictamente las recomendaciones de las autoridades sanitarias. En este contexto, vuelven los reencuentros familiares, las barbacoas y las celebraciones de fin de semana. Un momento en el que las carnes de cordero, lechal y cabrito tienen un protagonismo esencial, por ser, desde siempre, las elegidas para disfrutar.

 

En su última campaña, Interovic presta una atención especial a los puntos de venta que no han cejado su actividad y han contribuido a garantizar el suministro a la población confinada. Para ellos, han creado materiales promocionales específicos, que motivan al consumidor a participar en los sorteos de lotes de producto con recetas ‘Cordero Box’ y de barbacoas portátiles con las que disfrutar de la carne de ovino y caprino en cualquier lugar y en cualquier momento.

 

 

 

 

El sector primario español es uno de los grandes motores de la economía española, así como un referente global gastronómicos. Es por ello que, desde el pasado mes de marzo, Ceva Salud Animal, compañía de salud animal veterinaria, en su interés por ayudar y colaborar en este nuevo escenario producido por el COVID-19 creó una iniciativa llamada #RUMChallenge, entre sus trabajadores.  

 

Con este reto, Ceva quería reconocer la gran labor que hay detrás de cada plato que llega a nuestra mesa en los restaurantes, hoteles e incluso en nuestras casas. Los participantes tenían que cocinar un plato teniendo como protagonista la carne de vacuno o de cordero. Una vez presentado el plato tenían que retar a tres compañeros más. Los concursantes presentaron una gran variedad de recetas sabrosas, nutritivas hecho que hizo muy difícil la votación final de los ganadores.

 

Los premiados fueron:

 

-          Osobuco con guarnición de puré de patata y puré de boniato con hogaza casera.

 

-          Asado de Ternasco de Aragón con cítricos, jengibre, cilantro y toque de salsa ponzu.

 

-          Cachopo de cordero con torta del casar y jamón ibérico.

 

Además, la creatividad también tenía que ser premiada así que se dio un cuarto premio al plato más original: un Bao-cadillo de Ternasco de Aragón. Así pues, los ganadores recibirán, ni más ni menos que un delicioso medio cordero.

 

Una vez más, desde Ceva quieren agradecer a todos y cada uno de los trabajadores que hacen posible que cada día podamos disfrutar de una gran variedad de especies y cortes de este producto fresco con un amplio reconocimiento a nivel internacional.



Para contribuir a las organizaciones que atienden a la población más desfavorecida, a la vez que se da un respiro a productores de cochinillo y cordero, sectores ganaderos especialmente afectados en la crisis generada por el coronavirus, Zoetis ha puesto en marcha la donación de un total de 16 600 kilos de carne de ovino y cochinillo, que se destinarán a través de 20 entidades solidarias de diferentes provincias de España.

Se trata de comedores sociales, bancos de alimentos, fundaciones y otras entidades que, bien están orientadas a la acción social, bien estos días se han puesto manos a la obra con campañas encaminadas a ofrecer alimentos a quienes más lo necesitan.

La ganadería es uno de los tantos sectores afectados en nuestro país por la situación creada por el COVID-19, especialmente la producción de lechones y lechales, cerdo y ovino, cuya principal salida, en lo que a consumo interno se refiere, es al canal Horeca, que lleva más de un mes inactivo.

Los productores aseguran, en el caso del cordero lechal, caídas en los precios de hasta el 35% y hasta del 20% en el caso del cordero, siendo las exportaciones y la congelación industrial las principales vías para su desahogo estas semanas. “Esta iniciativa va más allá de contribuir a dar salida a parte de nuestra producción, ya que nos permite llegar con unas 25.000 raciones de nuestro cordero de primera calidad a las personas que más lo necesiten estos días. Que Zoetis, como proveedor de productos y servicios sanitarios para nuestros animales, esté ahora a nuestro lado en estos momentos, poniendo recursos a nuestra disposición y coordinando una acción comercial con tanta repercusión social es algo de agradecer”, señala Juan Carlos Pozo, director de EA Group.

Algo similar ocurre con la producción de cochinillo, que ahora se ve abocada a la congelación y al almacenamiento, con el sobrecoste e incertidumbre que esto conlleva en los momentos que vivimos. José Ramón Marinero, de la Marca de Garantía Cochinillo de Segovia, que agrupa toda la cadena, desde productores, pasando por el sector industrial, hasta la restauración, lo explica: “El impacto del COVID-19 en la hostelería es enorme, no hay ingresos desde mediados de marzo, y, sin embargo, hay que afrontar los gastos derivados del mantenimiento del negocio. Respecto a ganaderos, mataderos y mayoristas, actualmente estamos en un 30% de producción respecto al mismo periodo del año pasado y los precios al ganadero han caído más del 40%. Esta acción solidaria de Zoetis supone que durante dos semanas la mayor parte de los cochinillos calificados en los mataderos van a tener una salida ya resuelta, lo que nos ayudará a coger aire para afrontar las próximas semanas”.

“Se trata en ambos casos de productos muy apreciados, proteína de primera calidad, que suele consumirse en restaurantes más que en los hogares y que se relaciona con celebraciones u ocasiones especiales por gran parte de los consumidores”, explica Juan Carlos Moreno, director de Estrategia y Operaciones de Zoetis España. “Por este motivo nos pusimos manos a la obra para organizar en tiempo record, gracias a las ganas de ayudar de todas las partes implicadas -productores y asociaciones beneficiarias-, esta acción solidaria que esperamos alegre, en la medida de lo posible, los menús de las personas que más lo necesitan estos días”.

 

El proyecto Ganaderos y Solidarios ha cumplido un mes, y las donaciones ya ascienden a más de 500 animales (corderos y cabritos) en toda España. La iniciativa surgió el 26 de marzo en un grupo de WhatsApp llamado ‘Lonja Sana’. En él, se encontraban varios ganaderos y alguna persona afín al sector, chateando sobre los problemas que afectan a sus negocios y más agravados aún, tras la llegada de esta pandemia. En esos momentos, también se acordaron de la gente que estaría pasándolo peor y con mayores necesidades, y decidieron intentar ayudar con lo que mejor que saben hacer, criar corderos y cabritos, para conseguir esta exquisita y saludable carne. De este modo, se puso en marcha este bonito proyecto con la finalidad de poder ayudar a los más en necesitados en estos duros momentos.

Actualmente se han unido al proyecto más de 120 ganaderos de ovino y caprino de toda España y algunos particulares (no ganaderos) que han decidido realizar su donación comprando corderos a ganaderos de sus zonas para luego donarlos a los centros más necesitados.

La semana pasada, la provincia de Guadalajara realizó su tercera donación que, en este caso, ha ido destinada para el comedor social del colegio Valle Inclán, situado en el barrio de San Blas de la capital de Madrid, cocinados por los tres cocineros y hermanos Sandoval, y para la residencia de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados de Sigüenza.

Los hermanos Sandoval (Mario, Rafael y Diego) han cocinado los corderos en su restaurante Coque, con dos estrellas Michelin, que van a ir destinados a diferentes comedores sociales de la ciudad.

“Agradecemos la labor y el trabajo que están realizando todos los ganaderos que se han sumado a este proyecto, así como todas las empresas colaboradoras (mataderos, carniceros, canales de distribución, logística de frío, prensa etc.) ya que sin ellos no sería posible, y en este caso las donaciones de la provincia de Guadalajara requieren un agradecimiento especial al matadero Pascual Miño de Molina de Aragón, que ha puesto al servicio sus instalaciones y su transporte para las dos provincias de Guadalajara y Madrid”, señalan los organizadores de la iniciativa.

 

Un restaurante de la localidad segoviana de Cuéllar puso en marcha la propuesta de venta de cuartos de lechazo a un módico precio durante los días 9,10, 11 y 12 de abril, Semana Santa. “Si nos quedamos sin agricultura y ganadería, qué va a ser de nosotros, qué vamos a comer”, según afirma Rubén Arranz. Es momento de paridera natural de lechazos y, con la hostelería cerrada, el problema es conocido: adónde van todos esos cuartos de lechazo que disfrutaría el público, y adónde el futuro a corto plazo del sector.

También la interprofesional Interovic ha puesto en marcha diversas medidas para intentar fomentar el cocinado en casa.

Por otra parte, en la localidad burgalesa de Aranda de Duero se han repartido un total de 240 cuartos durante el primer ‘Domingo de lechazo’, algo que ha propiciado una donación de 1.200 euros a Cáritas para reforzar su programa de ayuda a los más desfavorecidos.

 

El actual cierre del canal Horeca ha provocado que el sector del ovino y caprino se encuentre en un momento difícil, al tener en los restaurantes y asadores su principal punto de destino. Por ello, la Organización Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y Caprino (Interovic) ha puesto en marcha la campaña ‘Nos Merecemos Lechal’, que busca aumentar el consumo doméstico de la carne de lechal, cordero y cabrito como alternativa al excedente generado por la supresión de la actividad hostelera.

La época pascual son días históricamente marcados en el calendario en los que, año tras año, se cocinan platos especiales en cada región, creados para celebrar el final de la vigilia y para ser compartidos por la familia. Este año, las celebraciones tienen que plantearse de una forma diferente. La familia ha dado paso a la proximidad y los vecinos son los nuevos compañeros de vivencias.

El sector productor de ovino y caprino nos lo pone fácil a la hora de celebrar con los que tengamos más cerca. A través de la campaña ‘Nos Merecemos Lechal’, Interovic propone una forma sencilla de disfrutar con nuestros allegados y, sobre todo, con los vecinos que se encuentran en situaciones especiales. Personas a las que podemos alegrar el día sin que tengamos que salir a la calle, a quienes brindar nuestro cariño y recordarles que estamos a su lado.

 

Una campaña adaptada a cada tipo de público

La campaña se difundirá en el ámbito digital y redes sociales y está centrada principalmente en Castilla y León, Madrid y la zona norte de España. Cuenta con tres variantes, adaptadas a los diferentes perfiles de consumidores, los que son más de lechal, cordero o cabrito. Para dar a conocer la diversidad culinaria de nuestro país, se utilizará el hashtag #yococinoparamivecino, como eje principal de la campaña, y sus variantes #LechalEnCasa, #CorderoEnCasa o #CabritoEnCasa.

‘Influencers’ gastronómicos serán los encargados de generar ideas con estos productos. Subirán a su perfil de Instagram TV recetas que dedicarán a algunos de sus vecinos, animando a sus seguidores a hacer lo mismo. Todos aquellos que decidan participar y subir su receta con el hashtag #yococinoparamivecino y mencionando @carnedecordero, entrarán en el sorteo de un lote de productos de carne de cordero lechal para poder preparar ese plato a sus vecinos.

Estas acciones se complementarán con la actualización de nuevas elaboraciones en la web de ‘Canal Cordero’ a cargo de Miguel Ángel de la Cruz, embajador del Programa Europeo desarrollado por Interovic, así como la emisión de un spot en televisión. ‘Nos Merecemos Cordero’ representa la respuesta de un sector unido ante el desafío de buscar nuevas salidas a un producto equilibrado, de proximidad, social y sostenible.

 

‘Carnes con estilo’, programa de promoción cuyo fin es el reconocimiento de los sellos de calidad europeos, se suma a las recomendaciones de las autoridades sanitarias españolas y anima a todos a permanecer en casa por el bien común.

Sin embargo, quedarse en casa no significa no poder disfrutar de almuerzos y cenas sabrosas y nutritivas gracias a las carnes frescas que las IGP Ternasco de Aragón y Ternera Gallega distribuyen en sus puntos de venta habituales.

Ambas IGP ofrecen un amplio abanico de cortes, desde los más clásicos como el entrecot de Ternera Gallega o el costillar de Ternasco de Aragón, hasta otros menos habituales como el tournedó, el filete de pierna o los churrasquitos en el caso de Ternasco de Aragón o el filete de vacío, la bavette o el filetón de contra en el caso de Ternera Gallega.

Se trata de cortes versátiles, económicos y muy fáciles de preparar para disfrutar de este tiempo en la cocina con estas jugosas y sabrosas carnes frescas de cordero y ternera.

 

Este año, las tradicionales comidas del domingo de Pascua van a tener que ser en casa. A pesar de todo, según recuerda la interprofesional Interovic, seguimos teniendo la opción de celebrar el final del periodo de vigilia gracias a que contamos con un delicioso manjar como es la carne de cordero pascual, que está en su mejor momento y disponible en todos los puntos de venta. Una tradición milenaria con la que transportar la alegría de esta festividad al ámbito doméstico. Se trata de un producto que cuenta con características propias de su periodo de crianza, vinculadas a los ritmos de la paridera y con un tiempo de consumo que comienza en Navidad y se extiende hasta Semana Santa.

Sus propiedades organolépticas convierten a la carne de cordero en un alimento con un inmenso potencial gastronómico cuando se prepara con las técnicas adecuadas. Una excelente manera de sacar partido a su sabor característico es mediante platos clásicos de nuestra cocina con verduras de temporada y hierbas aromáticas presentes en toda nuestra geografía, como el romero, el perejil o el azafrán. No es de extrañar que nuestros antepasados las hayan usado históricamente en este tipo de elaboraciones tradicionales.

 

Excelencia gastronómica al alcance de todos

En esta época primaveral, disfrutar del cordero pascual se ha convertido en una delicia llena de sabor a través de recetas que han configurado un rico patrimonio de platos elaborados durante siglos en base a lo que da la tierra en cada momento y región. Un tesoro cultural al que pertenece la gran familia del ovino y caprino de origen europeo y que nos va a permitir celebrar la Pascua un año más.

Ya sea ahora o en cualquier otra época del año, la carne de cordero es un indispensable de nuestra cesta de la compra, por sus contrastadas propiedades organolépticas y nutricionales, que se adaptan a lo que demanda el consumidor actual y que lo convierten en un alimento de referencia.

 

El actual cierre de la restauración ha eliminado una de las grandes bolsas de consumo de cordero lechal. “En este escenario, disfrutar de nuestras carnes de lechal, cordero y cabrito en las cocinas domésticas es la única alternativa actual para la supervivencia del sector productor”, señala la interprofesional Interovic.

La carne de cordero lechal se encuentra disponible en los puntos de venta habituales, como mercados y supermercados, lo que supone una oportunidad para llenar la cesta de la compra y disfrutar en los hogares de su potencial de aromas, sabores y texturas. El origen europeo de este producto garantiza unos máximos niveles de calidad organoléptica y de seguridad alimentaria, al haberse criado de una forma tradicional.

“Su producción aporta grandes beneficios para el medio ambiente gracias al fomento de la biodiversidad, la sostenibilidad y a la prevención de incendios forestales. Esto convierte a la carne de cordero en un producto ideal que se adapta a las necesidades de los cocineros profesionales y amateurs del siglo XXI”, apunta Interovic.

 

Página 1 de 6

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder