Mostrando publicaciones por etiqueta: INTERNACIONAL (versión 2019) - Visita www.oviespana.com para ver la web actual

moralejo 4

Concedidos los Premios Alimentos de España 2019

El jurado destaca su importante acción social, especialmente relevante durante el estado de alarma
Además, se otorgan premios en las categorías de industria alimentaria, producción ecológica, internacionalización alimentaria, producción de la pesca y de la acuicultura, restauración y comunicación

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha otorgado los “Premios Alimentos de España 2019”, con los que se reconoce la labor desarrollada por empresas y profesionales que se han distinguido por producir, ofrecer y divulgar los alimentos de calidad españoles, así como su contribución al desarrollo del sector alimentario español de forma sostenible y eficiente.

En esta trigésimo segunda edición el jurado ha concedido el premio extraordinario a la Federación Española de Bancos de Alimentos (Fesbal). Se reconoce así la extraordinaria labor que realizan estas entidades a diario y, especialmente, la que han llevado a cabo durante el estado de alarma provocado por la pandemia del coronavirus.

Los premiados han sido elegidos entre 120 candidaturas.

Para las deliberaciones se ha contado con un jurado compuesto por personalidades de dilatada experiencia y conocimiento del sector agroalimentario y pesquero.

El primer Banco de Alimentos de España se fundó en Barcelona en 1987 y desde entonces se han ido sumando otros hasta alcanzar los 54 que existen en la actualidad. Su objetivo fundacional es recuperar los excedentes alimenticios y compartirlos gratuitamente a través de entidades benéficas entre las personas más necesitadas, evitando su desperdicio.

Por su parte, Fesbal, que se constituyó como asociación sin ánimo de lucro en 1996, se encarga de representar, coordinar, promocionar y defender el trabajo y la figura estas entidades en todo el territorio nacional.

Los bancos de alimentos se centran ahora en combatir la pobreza, reducir desigualdades y apoyar a colectivos vulnerables, a la vez que contribuyen a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fijados por la Organización de Naciones Unidas (ONU) en el marco de la Agenda 2030.

INDUSTRIA ALIMENTARIA

Este premio se ha otorgado a Aceites García de la Cruz, de Madridejos (Toledo), por los más de 145 años de dedicación a la producción y elaboración de aceite de oliva virgen extra y haber conseguido, desde el ámbito de la gestión familiar y la producción tradicional, adaptarse al consumidor moderno y al mercado internacional.

Actualmente está presente en 42 países de los cinco continentes y ha logrado un gran crecimiento en sus niveles de facturación.

García de la Cruz no solo prima la calidad, sino también la diversificación. De hecho, dispone una gama de productos de cosmética y cuenta con una producción ecológica que ha conseguido la certificación para mercados tan exigentes como Estados Unidos y Japón.

Realiza importantes inversiones en alta tecnología, en marketing y en el cuidado de los recursos locales. En este sentido, cuenta con trabajadores de la zona de los que más de la mitad son mujeres.

Trabaja en proyectos enfocados hacia el desarrollo sostenible con un uso eficiente de la energía y la economía circular.

ACCÉSIT A LA INICIATIVA EMPRENDEDORA

En la misma modalidad de industria alimentaria, Ei Xarsa Agrosocial, de Sant Vicenç dels Horts (Barcelona), se ha hecho con este accésit.

La cooperativa nació en 2013 con el objetivo de facilitar la comercialización de la producción de distintas entidades sociales y consolidar y hacer crecer los puestos de trabajo.

Se trata de una empresa muy vinculada al territorio que ha creado sinergias entre agricultores que generan economías de escala de máximo interés

Con el fin de revalorizar el trabajo de los agricultores, trabaja en el desarrollo de productos que proporcionen un mayor valor añadido y cuenta con un sistema de envasado innovador y sostenible que ha obtenido el premio mundial WorldStar Packaging Awards.

 PRODUCCIÓN ECOLÓGICA

Premio que ha recaído en Ingeoliva, de Lora del Río (Sevilla). Es una empresa familiar creada en 2010 y comprometida con un proyecto integral de agricultura y ganadería ecológica de precisión que destaca, en este sentido, por el uso de innovaciones tecnológicas como imágenes satelitales, teledetección con drones propios, estaciones meteorológicas en la finca o sensores de árbol y de suelo. Emplea, asimismo, tecnologías de información y comunicación en campo, geolocalización por GPS de la ganadería o monitorización de los insectos.

Esta empresa participa en proyectos de colaboración en I+D+i y está comprometida con la lucha biológica natural, la mejora ambiental y la recuperación de biodiversidad.

INTERNACIONALIZACIÓN ALIMENTARIA

Premio que se ha llevado Moralejo Selección, de Arcenillas (Zamora), industria transformadora cárnica que ha logrado impulsar el sector ovino en áreas muy despobladas y que desde el año 2010 ha aumentado su cifra de negocio un 300%. Fue creada en 2005 y a día de hoy cuenta con una de las instalaciones de transformación de cordero más innovadoras de Europa, con unos 14.000 m2 desde los que da servicio a más de 40 países, principalmente de Oriente Medio y Europa.

PRODUCCIÓN DE LA PESCA Y DE LA ACUICULTURA

Este premio ha sido para la Organización de Palangreros Guardeses (Orpagu), de Pontevedra, que nació gracias al esfuerzo y espíritu emprendedor de un grupo de marineros y armadores que apostaron por la pesquería de palangre. Su principal actividad es la pesca de pez espada y especies afines.

En 1996 fue reconocida como organización de productores pesqueros de ámbito nacional y en 2016, tras adherirse varios buques de pabellón portugués, pasó a tener el reconocimiento de transnacional.

Es destacable su preocupación por la sostenibilidad, razón por la que trabaja en proyectos como el FIP BLUES de mejora pesquera, cuyo objetivo es garantizar la sostenibilidad de la pesquería al tiempo que se abren nuevos mercados.

RESTAURACIÓN

El Restaurante José María, de Segovia, se ha alzado con este reconocimiento. Abrió sus puertas en 1982 y hoy es todo un referente gastronómico. Realiza una gran labor de promoción de la gastronomía española y la cocina segoviana y se mantiene en continua evolución, con materia prima de primera calidad, de temporada y preferentemente autóctona. Su bodega cuenta con una cuidada selección de caldos de la zona y su plato estrella, el cochinillo, procede de su propio criadero, en el que lleva a cabo estudios para la mejora en la genética y la alimentación de las madres con el fin de ofrecer una calidad diferenciada.

Destaca asimismo por su compromiso social, que demuestra con la eliminación de barreras y la inclusión en su equipo de personas con discapacidad.

COMUNICACIÓN

La asociación Biela y Tierra,de Zaragoza, comenzó a gestarse como proyecto en octubre de 2018 y hace poco más de un año se constituyó como asociación sin ánimo de lucro. A partir de una sólida base teórica en torno a los 17 ODS que fija la Agenda 2030, Biela y Tierra surgió de los intereses comunes de cuatro mujeres por dar voz a las iniciativas en torno a la agroalimentación española que ya funcionan y son efectivas y reales.

La iniciativa, que recoge testimonios en primera persona que son divulgados públicamente, se ha dado a conocer a través de grandes medios de comunicación y de su web, donde se pueden visionar las actividades de las que se han hecho eco para dar a conocer la riqueza del patrimonio rural.

Premios Alimentos de España

Corderos pastando

La fiesta del Ramadán que comienza hoy en los países musulmanes y se prolongará hasta el 23 de mayo, está siendo un alivio importante para la difícil situación que se vive en el mercado de ovino español por los problemas estructurales del sector, que se han agravado desde principios del mes de marzo con la declaración del estado de emergencia y el cierre de los canales Horeca (hostelería y restauración), que son una vía de venta importante para las carnes premium, como es la de ovino.

En concreto, según los datos que se manejan en el sector, las salidas de animales vivos hacia los países musulmanes, sobre todo hacia el mercado árabe de Oriente Próximo suman más de 250.000 cabezas, que se han exportado en diversos barcos que han salido de los puertos de Cartagena y Tarragona. El principal destino este año ha sido el de Arabia Saudí, que ha sido un nuevo comprador este año y se ha convertido en el mercado más importante para el ovino español, con casi 125.000 corderos en este primer trimestre de 2020. 

Libia, que ha sido el principal mercado para los corderos españoles en los últimos años, sigue siendo un mercado muy activo, aunque ha bajado ligeramente la demanda, en gran medida por su complicada situación interna. Las operaciones totales en este primer trimestre han sido de unos 40.000 corderos, lo que supone alrededor de un 25% menos que en el mismo perido de 2019.

Otros mercados destacados en el mercado árabe en esta primera parte del año ha sido Jordania, con unos 15.000 animales, y el Líbano, hacia donde han salido alrededor de 12.000 animles.

Se espera que en el futuro próximo puedan abrirse también los mercados de Kuwait y Quatar, en los que han venido trabajando mucho en los últimos tiempos tanto desde las propias empresas y cooperativas productoras, con el apoyo permantente de Interovic, como desde la Administración. 

El gremio de los transportistas de ganado ha incrementado su actividad a nivel nacional para satisfacer la demanda actual del mercado por la crisis del coronavirus pero, en cambio, ha descendido el ritmo de viajes fuera de España por el cierre o los controles en las fronteras. 

Así lo ha resumido en declaraciones, el gerente de la Asociación Nacional de Transportistas de Animales (ANTA), Pedro Martínez, quien ha detallado que las administraciones públicas "están facilitando" el tránsito nacional con distintas órdenes ministeriales.

Actualmente, según ha apuntado, tanto el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación como el de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana "están dando solución a todos" los problemas que han surgido. 

Uno de los aspectos "más preocupantes", incide, era la prohibición de la conducción en equipo (dos conductores) que, en el caso de transporte de ganado, "suele ser necesaria" pero ya ha sido "flexibilizada" por el Gobierno. 

También se han flexibilizado los tiempos de descansos semanales y bisemanales, pero sin exceder el límite de horas de conducción semanal (56 horas) y bisemanal (90 horas) y se ha eliminado la limitación de horas de conducción diaria para que se pueda sobrepasar las 10 horas máximas estipuladas.

Respecto a los movimientos internacionales, los transportistas siguen trabajando, pero a un nivel menor de lo habitual debido a la "gran incertidumbre" que se está viviendo en "toda" Europa y debido al estado actual de las fronteras en donde los tiempos de espera son "prolongados" y, según el país por donde pase el vehículo, se exigen "ciertas acreditaciones o permisos". 

Por ello, los operadores están siendo "más precavidos" al realizar las distintas operaciones comerciales.

 

 

 

Las tierras en donde predominan pastos o forraje herbáceo no incluidos en rotación de cultivos durante 5 años o más se consideran pastos permanentes y se presentan en un amplio rango de formas a lo largo y ancho de la Unión Europea. Es por eso por lo que la diversidad de los pastos permanentes europeos es una de sus características principales.

Esa diversidad plantea también un reto a la hora de encontrar nexos de unión ¿cómo caracterizarlos? ¿Qué indicadores incluir? ¿Cómo medir? La búsqueda de un punto de vista común e integrador para obtener una visión general de los pastos permanentes en la UE y, a partir de ahí, conocer qué aportan a la sociedad y cómo implementar estrategias de gestión sostenible es la línea a seguir por el proyecto Super-G: Developing SUstainable PERmanent Grassland systems and policies.

La Universidad de Córdoba participa en este proyecto a través de un grupo multidisciplinar de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y de Montes liderado por el Profesor del Área de Ingeniería Hidráulica Tom Vanwalleghem y se centran en los pastos permanentes que caracterizan el área de acción más cercana: la dehesa.

Este equipo caracteriza la dehesa para sacar a la luz los diferentes servicios ecosistémicos ocultos en ella y que mejoran diferentes aspectos de la vida de la sociedad. 

Actualmente, la gran problemática de estos ecosistemas es la rentabilidad económica para el productor. En Andalucía, los productores tienen beneficios muy marginales y esta situación provoca que el relevo generacional sea cada vez más difícil, poniendo en riesgo un paisaje que ha sido vertebrador de muchas comarcas de la comunidad y a quienes tradicionalmente han vivido de él. 

La protección de la dehesa pasa, por tanto, por valorar lo que ofrece. Mantenimiento de la biodiversidad, fuentes de agua limpia, protección del suelo frente a la erosión, control de incendios, aporte de valor recreativo en actividades como el turismo rural y anclaje de población debido a su cariz de sector primario son algunos de los servicios ecosistémicos que encierra la dehesa y  que este grupo de investigación ha comenzado a valorar. Así, la sociedad en general y quienes toman las decisiones políticas en particular podrán saber cuánto ofrece realmente un pasto permanente y qué se perdería si desaparece.

Un eje indispensable que atraviesa el proyecto es el cambio climático y el poder de los pastos para hacer frente al mismo. La sequía en los pastos es una de las cosas que más preocupan a sus gestores, sobre todo en Córdoba. Tras trabajar codo con codo con quienes viven de los pastos para conocer sus principales preocupaciones, casi todos llegan a un punto común: la sequía.

Una vez caracterizada la dehesa y detectados sus puntos, el equipo de la UCO diseña una de las primeras estrategias para solventar estos problemas: la evaluación de nuevas especies forrajeras y su resistencia al cambio climático, principalmente a la sequía. Medir estas características sumadas a las de producción, creación de biomasa o retención de la erosión sería la primera estrategia para aumentar la sostenibilidad de la dehesa.

La creación del mapa europeo de los pastos permanentes pasa por el establecimiento de indicadores comunes entre los 20 socios de los 14 países europeos que conforman Super – G y de la mano de una red de agricultores muy activa cuyas fincas se toman como casos de estudio donde muestrear y comprobar la evolución de las estrategias propuestas.

A pesar de las diversidad de necesidades que presentan los agricultores en cada país (en Reino Unido, por ejemplo, están más interesados en el diseño de apps para predecir producción), el cambio climático es la angustia de quienes buscan un horizonte estable en sus territorios. 

El análisis técnico, económico y social que puede realizar un equipo multidisciplinar como el de la ETSIAM de la UCO es una de las principales ventajas para asegurar la sostenibilidad de la dehesa y para ofrecer a quienes toman las decisiones políticas a nivel europeo una herramienta determinante.

La Oficina Nacional de Seguridad Sanitaria de Productos Alimenticios ha vacunado, hasta el 6 de marzo de 2020, cerca de 1,5 millón de vacas contra la fiebre aftosa, más de 12 millones de ovejas contra la peste de los pequeños rumiantes (PPR) y la viruela ovina, así como más de 2 millones de caprinos contra la PPR, según publica el portal de noticias Baldi.

Iniciadas desde el día, 17 de enero de 2020, las campañas nacionales de vacunación preventiva del ganado son garantizadas gratuitamente por los servicios veterinarios provinciales y los veterinarios privados autorizados, en favor de los ganaderos.

Fuera de la operación de vacunación, los servicios veterinarios supervisan de cerca el estado sanitario del ganado.

 

Martes, 10 Marzo 2020 15:45

La producción caprina en Colombia

(Resumen del artículo publicado por Clara Viviana Rúa Bustamante en la revista Tierras-Caprino 28)

En los últimos años se ha evidenciado en Colombia que la ganadería caprina que proviene principalmente de una tradición cultural y gastronómica en el país ha tomado una gran fuerza proyectándose esta actividad productiva como una opción de agro-negocio en diferentes regiones. La producción de caprinos en Colombia ha sido tradicionalmente artesanal y regionalizada, con escasa disponibilidad de tierra, de recursos de infraestructura y/o tecnología. Se reconoce a nivel país la crianza de caprinos como una importante función social en la población rural y en las comunidades indígenas, proporcionando además de alimento, recursos económicos y contribución al mantenimiento de los aspectos socioculturales (Castellanos et. al., 2010). Los caprinos llegaron a Colombia desde la primera mitad del siglo XVI, permaneciendo principalmente como una fuente de proteína animal en condiciones climáticas secas, donde han demostrado mayor desarrollo y supervivencia, pero a su vez han contribuido a la pérdida de cobertura vegetal en áreas ecológicamente más vulnerables (Valencia-Duarte, J., et al. 2012).

De acuerdo con el Instituto Colombiano Agropecuario-ICA, para el año 2019 la población caprina en el país está conformada por 1.006.077 animales aproximadamente, ubicados en su gran mayoría en los departamentos de La Guajira (78,84%), Boyacá (3,93%), Magdalena (3,45%), Cesar (3,16%), Santander (3,12%), Cundinamarca (1,94%), Antioquia (0,66%), Bolivar (0,62%), Huila (0,57%) y Meta (0,55%).

La península de La Guajira es significativamente la región con mayor población de cabras en Colombia, allí habita principalmente el pueblo originario wayuu, quienes son los poseedores del ganado tanto caprino como ovino y en menor cantidad bovino y caballar. El sistema de producción se conoce como un pastoreo seminómada del ganado; esta actividad es considerada parte de la identidad de las comunidades wayuu, más que un sistema de producción, ya que estos animales se han constituido en el elemento simbólico, de importancia económica pero que hace parte del capital social de la población indígena. La Alta Guajira es una región entre desértica y semidesértica y, por ende, de escasa vegetación. En la Media Guajira se encuentran algunas áreas de alto potencial agropecuario, aunque en su mayoría la constituyen tierras semidesérticas de vegetación arbórea. “El chivo para el wayuu es muy importante y es muy valorado para mí, por eso nosotros amamos mucho los chivos, porque esa es la riqueza de nosotros, los wayuu”, según se recoge en el proyecto de investigación ‘Etnografía de la ganadería wayuu’.

El departamento de Santander es un territorio reconocido como productor caprino en el país, allí encontramos un accidente geográfico de gran importancia ecológica conocido como el Cañón del Chicamocha, lugar donde predominan los suelos semidesérticos, topografía muy quebrada, alta temperatura, humedad relativa muy baja, abundante material rocoso y vegetación propia de desierto con mucha espina, lugar donde los caprinos se han habituado. La crianza de cabras es una práctica tradicional de los habitantes de esta región del país, principalmente de las familias rurales con bajos niveles educativos, bajo uso de tecnologías, rusticidad de la producción caprina donde prevalece el saber tradicional. Se produce carne caprina principalmente, aunque la leche de cabra actualmente duplica el valor de la leche de vaca (Macías Bermúdez, A. 2016).

Los departamentos de Boyacá, Cundinamarca, Antioquia y Tolima han desarrollado sistemas de producción caprina de leche con la elaboración de derivados lácteos en forma artesanal con bastante aceptación por los productores. En el caso del sur del Tolima y norte del Huila, los caprinos representan un renglón pecuario de importancia económica para campesinos e indígenas.

CAPRINO_28_-Caprino_en_Colombia.pdf

iEl precio de los corderos que tienen una canal superior a los 13 kilogramos de peso en la Unión Europea, y que son considerados como ‘pesados’ por parte del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), ha subido en las últimas semanas desde el inicio del presente año. En concreto, su cotización se ha incrementado desde los 534,36 euros por cien kilogramos de canal hasta los 564,37 euros, lo que significa un aumento del 5,6% en términos porcentuales.

Por su parte, el precio en España del cordero de esta categoría ha ido reduciendo su precio, como suele ser habitual en esta época del año, después de que haya ido descendiendo paulatinamente el habitual pico de consumo en las épocas navideñas. Además, dentro de unas semanas comenzará el époco de partos naturales en el ovino, por lo que se incrementará la oferta de corderos en el campo. Así, el precio en España ha disminuido un 7,1% desde el inicio del año, al evolucionar de 614,08 a 570,74 euros por cien kilos de canal. Por lo tanto, se encuentran los precios español y europeo prácticamente en los mismos niveles.

En otros países con una importante producción de cordero pesado, se encuentran precios más altos que España en Francia (645,00 euros) y Reino Unido (580,61 euros). Por su parte, está más bajo en Irlanda (509,47 euros) y sobre todo en el caso de Rumanía (252,58 euros).

El Campus Agroalimentario, Forestal y Veterinario de la Universidad de Lleida acogerá los próximos 2 y 3 de abril la segunda edición del encuentro de la Fundación David-Thompson, que tratará sobre enfermedades y patologías en ganados rumiantes y cerdos. En concreto, el primero de los días estará dirigido al caso de los rumiantes, con especial importanciapara el ovino y el caprino. Las ponencias serán ofrecidas por Joaquim Segalés, profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona y Francisco Uzal, de la Universidad de California (Estados Unidos).

En concreto, el profesor de la universidad estadounidense ofrecerá dos ponencias que están destinadas principalmente a productores de pequeños rumiantes. Se refiere a las enfermedades alimentarias en ovino y caprino, además de las diarreas causadas por clostridios.

El censo oficial de ganado caprino que ha suministrado España a la oficina estadística europea Eurostat indica que este sector ganadero ha perdido un 3,6% de su censo en el último año. Así, se ha pasado de los 2.764.790 ejemplares que constaban en las estadísticas de 2018 a los 2.664.940 animales del pasado ejercicio 2019, por lo que han desaparecido del censo prácticamente unos 100.000 caprinos en España.

Además, se trata del dato más bajo en el último lustro y se constata una reducción que se viene registrando desde el año 2016, cuando se alcanzó el tope con 3.088.400 animales. Por lo tanto, se ha producido en los tres últimos años un descenso del 13,7%.

En el total de la Unión Europea, España es el segundo país con más censo caprino, por detrás de Grecia, que en esta última actualización cuenta con 3.568.000 animales. Otros tres países comunitarios se encuentran por encima de la barrera del millón de caprinos, aunque a gran distancia de los dos primeros. Se trata de Rumanía (1.525.200), Francia (1.242.000) e Italia (1.058.720). El resto de países con las estadísticas actualizadas a 2019 son las siguientes: Países Bajos (551.000), Portugal (313.540), Bulgaria (228.740), Alemania (146.000), Austria (92.500), Croacia (82.000), Hungría (63.000), Lituania (15.100), Letonia (11.690) y Malta (5.590).

El censo de ganado ovino en España marca un mínimo histórico en 2019. Según los datos provisionales que proporcionaron el pasado viernes la mayor parte de los Estados Miembros de la Unión Europea a la oficina estadística comunitaria Eurostat, España tuvo el pasado año un censo total de 15.371.420 ejemplares de la especie ovina. Después de varios ejercicios en los que el número de ovejas en España se movía alrededor de los 16 millones, en el último año se ha producido un descenso porcentual del 3%, ya que en 2018 se partía de 15.852.525 ovinos.

Este dato de 2019 supone un mínimo histórico, que estaba situado en anterioridad en el ejercicio 2014, con un total de 15.431.830 ejemplares.

Además, el descenso en la última década del ovino en España se sitúa en el 22%, ya que en 2009 había un total de 19.718.195 animales de esta especie en el territorio nacional. Si se realiza la comparación con las dos últimas décadas, la reducción es del 36%, ya que en 1999 se registraban un total de 23.965.000 ejemplares.

Según las estadísticas de Eurostat, España se convertirá en 2020 en el país de la Unión Europea con un mayor censo de ganado ovino, después de que se confirmara la salida del Reino Unido el pasado 31 de enero. En 2019, que fue el último año de permanencia británica, las islas volvieron a obtener el liderazgo con 21.799.000 animales. Además, hay otros nueve países con datos actualizados a 2019 y que se encuentran por encima del millón de ejemplares: Rumanía (10.237.700), Grecia (8.310.000), Francia (7.105.000), Italia (7.000.880), Irlanda (3.908.280), Portugal (2.131.960), Alemania (1.550.900), Bulgaria (1.274.860) y Hungría (1.061.000). Por último, la lista de países con censo ovino actualizado en la Unión Europea se completa de la siguiente forma: Países Bajos (758.000), Croacia (666.000), Austria (402.660), Suecia (379.460), Lituania (152.100), Letonia (99.820) y Malta (13.160). No hay datos de Bélgica, Chequia, Dinamarca, Estonia, Chipre, Luxemburgo, Polonia, Eslovenia, Eslovaquia y Finlandia.

Página 1 de 240

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder