Mostrando publicaciones por etiqueta: Censos (versión 2019) - Visita www.oviespana.com para ver la web actual

 

El número de ganaderos de ovino de leche desciende un 6,9% interanual con los datos de junio del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA). Estas estadísticas oficiales, elaboradas con las declaraciones de las industrias lácteas, indican que al cierre del primer semestre de 2019 había un total de 3.747 ganaderos en la actividad, frente a los 3.487 productores que había un año después. De esta forma, se confirma la tendencia en la reestructuración del sector que ya se venía observando en los anteriores meses del ejercicio, además con porcentajes de descenso muy similares.

 

Igualmente significativos son los datos de reducción en las dos comunidades autónomas que acaparan prácticamente el 90% de la producción nacional de leche de oveja. Así, en Castilla y León se ha pasado en el último año de 2.149 a 2.012 ganaderos, por lo que la reducción porcentual es del 6,4%. En el caso de Castilla-La Mancha, la evolución va de 970 a 902 ganaderos, por lo que se produce una reducción del 7%.

 

Por su parte, la producción estacional vinculada a la raza Latxa continúa con niveles altos de producción en la actualidad. Por lo tanto, un total de 145 productores de Navarra entregaron leche en junio y 135 ganaderos lo hicieron en el País Vasco. Por último, otras tres regiones superaron el medio centenar de efectivos: Extremadura (87), Madrid (72) y Andalucía (51).

 

 

 

El número de ganaderos que permanece en la actividad del caprino lechero presenta un importante descenso interanual. En el pasado mes de junio, último periodo actualizado por las estadísticas oficiales del FEGA, en España había un total de 4.991 ganaderos que entregaron leche de cabra a las industrias, lo que significa un descenso del 5,2% respecto a los 5.263 productores que había en el sector en junio de 2019.

 

Sin embargo, hay un dato bastante llamativo. Se da la circunstancia de que el número de ganaderos aumentó de mayo a junio, ya que pasó de 4.959 a los citados 4.991 productores. Es una circunstancia anómala, ya que el pico de productores suele alcanzarse en abril y desde entonces se producen descensos paulatinos hasta el final del año. Este hecho puede explicarse por los productores que decidieron dejar de vender leche a las industrias en los momentos más duros del confinamiento, o que quizás no tuvieron posibilidades de venderla, y que volvieron a la actividad en el mes de junio.

 

En el análisis por comunidades autónomas, esa circunstancia de incrementos entre mayo y junio se observa especialmente en Andalucía, que pasa de 2.419 a 2.450 ganaderos. El resto de regiones con más de un centenar de productores son las siguientes: Castilla-La Mancha (692), Extremadura (653), Canarias (331), Castilla y León (292) y Murcia (286).

 

 

 

El censo de ganaderos que se dedican a la actividad en caprino lechero ya se encuentra estabilizado de forma definitiva por debajo de la cifra de los cinco millares. Así lo confirman los datos publicados por el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) relativos a las entregas de leche de cabra del mes de mayo. En el quinto mes del año, han entregado leche de cabra un total de 4.892 ganaderos en España, lo que significa una reducción del 8,7% respecto a los 5.357 productores que se encontraban en la actividad en mayo de 2019.

 

En el análisis por comunidades autónomas, Andalucía ha experimentado una notable reducción. La principal región en la producción de leche de cabra a nivel nacional ha pasado de los 2.687 ganaderos que estaban en el sector en mayo de 2019 a los 2.354 productores del presente ejercicio, lo que indica una reducción porcentual del 12,4%.

 

El resto de regiones tienen la siguiente distribución de ganaderos: Castilla-La Mancha (690), Extremadura (656), Canarias (333), Castilla y León (291), Murcia (285), Comunidad Valenciana (84), Madrid (72), Cataluña (70), Aragón (12), La Rioja (12), Asturias (10), País Vasco (9), Cantabria (7), Navarra (3), Galicia (2) y Baleares (1). También hay un ganadero portugués que entrega leche a industrias españolas.

 

 

 

Ya son oficiales los censos de ganado caprino del ejercicio 2019, elaborados de forma oficial por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). Por lo tanto, el pasado año finalizó con un balance de 2.659.112 ejemplares de la especie caprina, frente a los 2.764.790 animales que se habían censado en 2018. Por lo tanto, se dibuja una evolución durante el último año de una reducción que se sitúa en el 3,8%.

 

Por su parte, la clasificación de animales por comunidades autónomas es la siguiente: Andalucía (991.844), Castilla-La Mancha (410.162), Extremadura (267.018), Murcia (217.274), Canarias (204.934), Castilla y León (145.717), Comunidad Valenciana (79.266), Cataluña (76.595), Aragón (53.505), Galicia (46.541), Asturias (39.681), Madrid (39.250), País Vasco (26.058), Cantabria (21.802), Baleares (13.864), Navarra (13.012) y La Rioja (12.589).

 

El cambio más llamativo se produce en el censo de cabras lecheras de Andalucía, la principal comunidad autónoma en producción. Se ha producido un descenso muy significativo, ya que se ha pasado de las 499.260 cabras en 2018 a 449.390 ejemplares de aptitud láctea un año después. Por lo tanto, se trata de una reducción porcentual del 10%.

 

 

 

 

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha publicado los datos definitivos de las Encuestas Ganaderas del pasado ejercicio 2019. En el caso del ganado ovino, se cierra con un total de 15.478.615 ejemplares, lo que define un claro descenso del 2,4 frente a los 15.852.525 animales que había en el año anterior.

 

Respecto a las hembras reproductoras, en el caso de ovejas de producción de leche, el censo total se sitúa en 2.164.821 animales, mientras que en el caso de la carne está en 7.888.925 ejemplares.

 

En la clasificación por comunidades autónomas, las que pasan del millón de ovinos son las siguientes: Extremadura (3.690.179), Castilla y León (2.689.415), Castilla-La Mancha (2.340.347), Andalucía (2.182.845) y Aragón (1.653.859).

 

El resto de regiones está por el siguiente orden: Murcia (607.793), Cataluña (504.490), Navarra (475.306), Baleares (284.435), Comunidad Valenciana (283.789), País Vasco (219.080), Galicia (190.104), La Rioja (107.647), Madrid (105.511), Asturias (59.071), Canarias (43.095) y Cantabria (41.248).

 

 

 

El número de ovejas de aptitud cárnica que tiene España ha descendido de forma bastante notable durante el último año. En concreto, según marcan las Encuestas Ganaderas, se ha pasado de 8.148.251 ejemplares en el ejercicio 2018 a 7.859.833 animales en la última encuesta, realizada en el mes de noviembre de 2019. Por lo tanto, la reducción porcentual es del 3,5%. Es una estadística oficial elaborada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

Extremadura continúa siendo la comunidad autónoma con un mayor censo de ovejas de carne. En la última actualización, cuenta con 2.179.394 ejemplares, por lo que mantiene unas cifras prácticamente idénticas a las 2.179.990 ovejas que se registraban en el anterior ejercicio. Dos terceras partes de estos animales se ubican en la provincia de Badajoz.

El resto de regiones con un nivel importancia de ovejas de carne es el siguiente: Andalucía (1.216.286), Castilla y León (1.025.920), Aragón (1.010.708) y Castilla-La Mancha (800.820). Destacan los descensos que se han registrado en Andalucía, con 70.000 animales menos, y especialmente en el caso de Castilla y León, que ha perdido unas 150.000 ovejas de carne en un año.

 

El mayor censo de cabras en ordeño en la geografía española se distribuye en las comunidades autónomas de todo el sur peninsular, como Andalucía, Murcia, Castilla-La Mancha y Extremadura, además del caso de las islas Canarias. Así lo muestran los últimos datos de las Encuestas Ganaderas, realizadas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

Las tres provincias españolas con un mayor número de cabras en ordeño, según el último censo actualizado al pasado mes de noviembre son Murcia (118.327), Málaga (106.006) y Las Palmas (91.043).

Otras provincias con un número importante de censo en ordeño son las siguientes: Sevilla (81.132), Cáceres (74.210), Almería (72.923), Badajoz (71.476), Granada (63.538), Cádiz (57.140), Ávila (46.812), Ciudad Real (42.510), Toledo (42.492), Santa Cruz de Tenerife (37.192), Albacete (32.472), Huelva (24.868), Córdoba (24.821), Alicante (19.090), Madrid (18.982), Jaén (18.962) y Castellón (11.929).

 

Ocho provincias españolas están por encima de las 100.000 ovejas de aptitud lechera, según los datos que figuran en las últimas Encuestas Ganaderas, elaboradas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). Estas ocho provincias están repartidas entre las comunidades autónomas de Castilla y León y Castilla-La Mancha, las dos principales regiones en producción de leche de oveja en España.

Así, Ciudad Real vuelve a ser la provincia española con un mayor número de ovejas en ordeño. En concreto, se trata de 323.739 animales. Esta provincia manchega está seguida en la clasificación nacional por otras dos de Castilla y León. En concreto, se trata de Zamora (309.044 ovejas en ordeño) y Valladolid (201.895 ejemplares). A continuación, se encuentran los casos de Toledo (155.425), Albacete (142.787), León (140.646), Palencia (121.307) y Cuenca (117.842). Entre estas ocho provincias, reúnen el 70% del censo nacional.

Por comunidades autónomas, las regiones con más censo son Castilla y León (939.700), Castilla-La Mancha (776.770), Extremadura (144.626), Navarra (91.204), País Vasco (72.868), Andalucía (39.609) y Madrid (36.055).

 

Ya hay cifras oficiales para poner datos concretos a la caída del censo de cabras lecheras en Andalucía. Después de meses de especulaciones e impresiones sobre ese descenso que se había registrado por diversos motivos, entre los que destaca el programa voluntario de control frente a la tuberculosis caprina, la Encuesta de Sacrificio de Ganado del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

El sector caprino andaluz finalizó el ejercicio 2018 con un total de 499.260 cabras en ordeño. Un año después, esa cantidad se había reducido hasta los 449.390 ejemplares, por lo que el descenso porcentual es del 10%. Por lo que respecta al censo nacional de cabras en ordeño, la reducción es del 5,4%, ya que se ha pasado de 1.202.746 a 1.138.124 animales. Entre las comunidades autónomas con importancia del ganado ovino, se da la circunstancia de que Castilla y León incrementa ligeramente este apartado, con una evolución de las 73.022 a las 74.203 cabras.

Por lo que respecta a los datos en general del censo caprino, se confirman los datos aportados por la oficina estadística Eurostat, que indican una reducción global del 3,6%, ya que se ha pasado de 2.764.790 a 2.664.941 cabras en las explotaciones del territorio nacional. Todas las regiones importantes sufren descensos porcentuales que se sitúan entre el 2% y el 6%. Las principales comunidades autónomas por censo caprino son las siguientes: Andalucía (991.844), Castilla-La Mancha (415.991), Extremadura (267.018), Murcia (217.274), Canarias (204.934) y Castilla y León (145.717).

 

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha dado ya a conocer los datos por comunidades autónomas y por provincias del censo de ovino en 2019, con los datos de las Encuestas Ganaderas. El dato más llamativo es el fuerte descenso que se produce en las dos grandes regiones del ovino lechero, como son Castilla y León y Castilla-La Mancha, aunque lo cierto es que sólo en esta última se ve afectado de forma importante el censo de orientación láctea.

En términos globales, el censo de ovejas en España ha bajado en el último año de 15.852.525 a 15.371.417 ejemplares, como ya habían avanzado los datos de la oficina comunitaria Eurostat, con una caída porcentual del 3%. Ahora se sabe, con los datos disgregados por comunidades autónomas, que Castilla y León ha pasado de 2.900.865 a 2.689.415 ovinos, por lo que desciende un 7,3%. En el caso de Castilla-La Mancha, la reducción es del 6,3%, al evolucionar de 2.382.412 a 2.233.149 animales.

Aunque los datos globales son parecidos en estas dos regiones, el análisis de la evolución teniendo en cuenta la aptitud de las hembras reproductoras es muy diferente. El descenso en Castilla y León se debe principalmente a la caída en el censo de ovejas de carne, de un 12,9%, mientras que las de ordeño sólo han bajado un 2%. En el caso de Castilla-La Mancha, la situación es radicalmente distinta, ya que las ovejas lecheras bajan un 8,6%, mientras que las de carne sólo descienden un 2,2%.

Por su parte, Extremadura continúa siendo la región española con mayor número de ejemplares ovinos. De hecho, en el último año ha subido un 0,5% para situarse en los 3.690.179 animales. Otras comunidades autónomas que están por encima del millón de ejemplares han tenido leves caídas. Así, Andalucía ha bajado un 1,2% para llegar a los 2.182.845 animales, mientras que Aragón ha caído un 1% para situarse en 1.653.859 ovinos.

El resto de regiones, ordenadas por número de animales, son las siguientes: Murcia (607.793), Cataluña (504.490), Navarra (475.306), Baleares (284.435), Comunidad Valenciana (283.789), País Vasco (219.080), Galicia (190.104), La Rioja (107.647), Madrid (105.511), Asturias (59.071), Canarias (43.095) y Cantabria (41.248).

 

Página 1 de 35

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder