Mostrando publicaciones por etiqueta: Inseminación (versión 2019) - Visita www.oviespana.com para ver la web actual

 

Un estudio internacional investigó la hipótesis de que el uso del protocolo de sincronización a corto plazo seguido de una inseminación artificial de tiempo fijo único con semen enfriado prolongado y apareamiento natural en el manejo de la fertilidad de cabras lecheras podría ser tan bueno o mejor que el protocolo tradicional a largo plazo.

 

Esto se probó mediante el diseño de un experimento con cabras lecheras criadas en un sistema de producción semi-intensivo en los trópicos. Un total de 28 hembras de cabras lecheras se asignaron al azar a dos protocolos de sincronización en un diseño completamente aleatorizado y dentro de cada protocolo de sincronización los animales se subdividieron en dos métodos de apareamiento. El estro se sincronizó mediante protocolos a corto (7 días) y largo plazo (12 días) y los animales se cruzaron mediante monta natural e inseminación artificial. El inicio y la duración del estro se monitorizaron utilizando dos machos con delantal intacto tras la retirada de los dispositivos de liberación interna controlada de fármacos (CIDR).

 

Generalmente, los dos protocolos obtuvieron una respuesta del 100% al estro. El inicio y la duración del estro en el protocolo a corto plazo fueron 31,75 horas y 31,70 horas, respectivamente, mientras que los valores correspondientes para el protocolo a largo plazo fueron 33,33 horas y 30,93 horas. Los dos protocolos no difirieron significativamente en el inicio y la duración del estro, la concepción, el parto y la tasa de gestación. De manera similar, los dos métodos de sincronizacion no difirieron significativamente en las tasas de concepción, parto y gestación.

 

Por lo tanto, el protocolo a corto plazo que sigue una única inseminación artificial a tiempo fijo y el apareamiento natural puede ser una alternativa al protocolo de sincronización del celo a largo plazo en cabras lecheras.

 

 

 

El Grupo Operativo ‘Implantación de soluciones reproductivas para incrementar la sostenibilidad económica de las explotaciones de ovino lechero’ (Reprovi) sigue avanzando con el objetivo principal de mejorar la inseminación artificial en ganado ovino, permitiendo un aumento de la fertilidad y una popularización de la técnica entre las explotaciones lecheras y cárnicas.

 

Por esa razón, se han iniciado actividades de investigación para la mejora de la calidad microbiológica de las dosis seminales, además de la implantación de diluyentes para incrementar su vida útil.  

 

Este Grupo Operativo está formado por el Centro de Selección y Mejora Genética de Ovino y Caprino de Castilla y León (Ovigén), la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Ovino de la Raza Assaf (Assafe), la Confederación de Asociaciones de Criadores de Ovino de Razas Latxa y Carranzana (Confelac), la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Ovino Selecto de Raza Manchega (Agrama), la empresa Genovis y el centro de investigación Imasde Agroalimentaria. Además, este grupo es beneficiario de las ayudas a la ejecución de proyectos de innovación de interés general por grupos operativos de la Asociación Europea para la Innovación en materia de productividad y sostenibilidad agrícolas (AEI-AGRI), en el marco del Programa Nacional de Desarrollo Rural 2014-2020.

 

Los trabajos sobre nuevos diluyentes y calidad microbiológica se desarrollarán en colaboración con la Universidad de Murcia (UMU), el Centro de Selección y Reproducción Animal de Valdepeñas (Cersyra-Iriaf) y el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA).

 

 

 

 

El Programa Nacional de Germoplasma de Animales del USDA es responsable de recolectar germoplasma de especies animales relevantes en Estados Unidos y desarrollar métodos para su almacenamiento y utilización. Si bien el semen de ovino puede ser criopreservado, los métodos para su uso a través de la inseminación artificial no quirúrgica no están bien desarrollados.

 

En este contexto, investigadores de Estados Unidos realizaron múltiples ensayos para identificar métodos que tengan efecto en la fertilidad de ovejas cuando se usa semen de ovino crioconservado, sincronización de celo e inseminación artificial.

 

Los resultados no fueron del todo satisfactorios, ya que indican que la metodología de inseminación artificial en ovino es complicada. Estos resultados sugieren, al menos parcialmente, el razonamiento de resultados altamente inconsistentes reportados en la literatura previa y la dificultad de aplicar la tecnología en el campo.

 

El artículo se ha publicado en la revista Small Ruminant Research y está firmado por los siguientes autores: Phillip H. Purdy, Scott F. Spiller, Eugenie McGuire, Kenyon McGuire, Kalli Koepke, Scott Lake y Harvey D. Blackburn.

 

 

 

 

Enrique Pérez Campos, técnico del Centro de Selección y Mejora Genética de Ovino y Caprino de Castilla y León (Ovigén) y veterinario de la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Ovino de la Raza Assaf (Assafe), ofreció en el Foro Nacional de Ovino, dentro del segundo seminario centrado en reproducción y alimentación, la ponencia titulada ‘Mejorando los resultados de la inseminación artificial: alimentación y manejo’.

 

Los resultados presentados en esta ponencia forman parte del Grupo Operativo ‘Mejora de aspectos reproductivos en explotaciones ovinas de Castilla y León’, con el objetivo de aumentar la fertilidad en la inseminación artificial de la raza Assaf.

 

El valor medio de la fertilidad de inseminación artificial en esta raza es del 42%, aunque las cinco mejores ganaderías están en el 69,3%, mientras que las cinco peores están en el 11%, por lo que hay una amplia variabilidad. “Tenemos mucho margen de mejora y se puede llegar al 70%”, apuntó el ponente.

 

Por lo tanto, se ha estudiado en aspectos que afectan a las ovejas para la fertilidad de la inseminación, como son los siguientes:

 

- Edad de las ovejas. La edad media en la asociación Assafe es de 31,4 meses. Los datos muestran que las mejores fertilidades se obtienen en animales entre 12 y 24 meses. Además, se va produciendo una bajada paulatina de la fertilidad con la edad, especialmente a partir de los 30 meses.

 

- Días que transcurren del parto a la inseminación. Los mejores resultados se obtienen en el octavo mes tras el parto.

 

- Producción de leche. A partir de 1,5 kilogramos de leche en el último control de la inseminación artificial, va cayendo de forma progresiva la fertilidad.

 

- Contenido de urea en leche. Es un indicativo del desequilibrio entre energía y nitrógeno a nivel ruminal. Las mejores fertilidades se obtienen con niveles de urea entre 480 y 550 miligramos por litro de leche, mientras que cae cuando aumentan los niveles de urea.

 

 

 

 La interacción entre alimentación y reproducción es especialmente significativa en el caso de la inseminación artificial en el ganado ovino. En los últimos años se han hecho varios estudios sobre esta relación entre ambos factores, que se traduce en una mejora de la elección de las hembras que son sometidas a inseminación artificial.

 

Entrevista a Fernando Freire, gerente de Ovigén.

 

 OVIESPAÑA.- El Foro Nacional Ovino cambia este año de formato y se estructura en varios seminarios online. ¿Qué le parece este cambio?

 FERNANDO FREIRE.- Me parece una buena propuesta. En los últimos meses hemos comprobado que estos nuevos formatos son muy útiles y cada vez se usarán más. Hay que adaptarse a las circunstancias y se agradece que se celebre una edición más de este Foro. Además, el ganadero de ovino es uno de los perfiles que más se informa por internet, más que el de otras especies.

  

OV.- ¿Cuál es la estructura que tendrá su participación? ¿Cuáles son los objetivos generales que se plantean?

 F.F.- Pretendemos exponer los resultados del análisis del efecto de la alimentación sobre la fertilidad. Ovigén ha promovido un Grupo Operativo Autonómico en colaboración con la Estación Agrícola Experimental de Marzanas (León). El objetivo es analizar el efecto de la condición corporal y el estado metabólico (niveles de urea en leche y perfiles metabólicos en sangre) sobre la reproducción. Si bien no ha finalizado el trabajo, ya hay resultados preliminares interesantes que se desean presentar.

  

OV.- ¿Qué influencia tiene la alimentación para aumentar la fertilidad en las explotaciones de ovino lechero? ¿Se han hecho estudios para cuantificar esa mejoría?

 F.F.- Tiene más importancia de la que se ha dado en los últimos años, al menos sobre la inseminación artificial. Es de sobra conocido el ‘flushing’, ya sea con su efecto estático, dinámico o inmediato sobre la ovulación y la fertilidad. En cuanto a la urea, se sabe que niveles altos afectan negativamente a la eficiencia reproductiva. Para cuantificarlo, se han utilizado los datos de analíticas de leche en control lechero de Assaf, relacionándolo con la fertilidad y la ración que se utiliza en estas granjas. Parece claro que, superando cierto nivel, la fertilidad se ve afectada.

  

OV.- Algunos estudios han incidido en la importancia de la condición corporal de las ovejas en el momento de la cubrición o de la inseminación artificial para lograr una alta fertilidad. ¿Qué condición corporal deben tener los animales en ese momento? ¿Cómo debe ser la ración en las semanas previas?

 F.F.- Los estudios indican que el estado corporal de la oveja y la ración en el momento de la inseminación artificial, y antes de la misma, condicionan la tasa de ovulación. También afectan a la supervivencia embrionaria, por lo que afecta tanto a la fertilidad como a la prolificidad. Se recomienda que la condición corporal sea de 3 a la cubrición-inseminación (y tendencia positiva) y 3,5 al parto. Se ha descrito que diferencias de 0,25 puntos en la condición corporal pueden explicar diferencias de alrededor de 0,20 puntos en la tasa de ovulación. La ración en las semanas previas a la cubrición-inseminación tiene que permitir a la oveja ganar peso (balance positivo) y se obtendrán mejores resultados reproductivos.

  

OV.- ¿Qué otros aspectos deben tenerse en cuenta en la selección de las hembras para tener la máxima fertilidad posible en la inseminación?

 F.F.- En los últimos años, con la colaboración fundamental de los veterinarios y ganaderos inseminadores, se han tomado datos asociados a cada inseminación. Su análisis nos indica que, además de su historial reproductivo y el nivel producción de leche a la inseminación, hay que prestar más importancia a la alimentación. Las hembras deben estar en balance positivo de energía en las semanas previas y, como se ha comentado, medir la condición corporal. Otro dato de interés es la edad a la inseminación, la cual ofrece peores resultados de fertilidad a partir de los 34 meses en la raza Assaf. La implantación del embrión ocurre aproximadamente 15 días después de la cubrición. Este es un momento crítico, por lo que se debe evitar cambios bruscos tanto en alimentación como en el manejo.

  

OV.- Después de la cubrición, ¿cuál debe ser la ración en la etapa de pre-parto? ¿Qué necesidades se deben cubrir?

F.F.- Según se acerca al momento del parto, se incrementan las necesidades, pero disminuye la capacidad de ingestión. Por tanto, las raciones deben tener un alto nivel energético y un nivel muy alto de proteína, pues esta es la fase de mayor crecimiento del feto. El nivel de forraje puede bajarse el último mes, pero debe suministrarse forraje de calidad. Con ello mejora el peso al nacimiento del cordero y, con respecto a la leche, su cantidad y calidad.

  

OV.- ¿Qué dieta debe aplicarse a los machos para que cumplan con su función reproductiva? ¿Se suele prestar atención a este aspecto o suelen estar infra-alimentados en un número importante de explotaciones?

 F.F.- Es conocido y demostrado que el contenido en proteína en la ración afecta a la calidad y cantidad del semen producido. Es recomendable una ración de al menos un 12% de proteína bruta y no debe superar el 18%. No siempre se ha prestado la atención necesaria. El proceso espermatogénesis dura 60 días, por los que deben estar correctamente alimentados al menos esas 7-8 semanas antes de la cubrición y que lleguen con una condición corporal de 3,5 a 4. 

 

 OV.- ¿Considera que la progresiva profesionalización de las explotaciones y una mayor atención en la alimentación pueden ayudar a generalizar la práctica de la inseminación artificial en las explotaciones?

 F.F.- Esa profesionalización es muy alta, pero creo que debemos tratar de ofrecer mejores resultados de fertilidad. Se trabaja en detectar puntos críticos en todo el proceso, desde los machos (su frecuencia de saltos, la ya citada alimentación, horas de viabilidad del semen, etc..) hasta la selección rigurosa de las hembras a inseminar (historial reproductivo, nivel de urea, días post parto). Recientemente se ha publicado el posible efecto favorable de los probióticos, que probaremos en breve en el marco del proyecto Reprovi.

 

 

 

 

La Diputación de Córdoba y la Asociación Nacional de Criadores de Caprino de Raza Murciano-Granadina (Caprigran) trabajarán conjuntamente en la mejora genética de esta raza, a través del Depósito de Sementales Selectos de esta raza caprina presente en el Centro Agropecuario Provincial de la propia Diputación. Así se recoge en el convenio aprobado por la institución provincial y en el que se ha previsto cumplir la finalidad descrita mediante la utilización de técnicas de reproducción asistida, como es la inseminación artificial, y la transferencia de tecnología al sector.

 

Corresponderá a la Diputación de Córdoba "a elaboración de las dosis seminales, las cuales se aplicarán en campo a las ganaderías acogidas a Caprigran por el personal técnico de la institución provincial. Además, la Diputación podrá poner a disposición del convenio animales propios con destino al depósito de sementales. Por su parte, Caprigran aportará aquellos sementales adecuados a sus fines específicos y colaborará en la coordinación con las ganaderías acogidas, para la aplicación de las dosis seminales.

 

Se constituirá una comisión de seguimiento para velar por una adecuada realización del convenio, que tendrá una vigencia de cuatro años de duración y, precisamente, al final de cada año se realizará una memoria conjunta donde se recojan las actuaciones desarrolladas y resultados obtenidos en cada una de ellas.

 

 

 

El uso de la inseminación artificial es una de las principales herramientas biotecnológicas para la gestión de las especies ganaderas, tanto para desarrollar programas de mejora genética como para la conservación de razas en peligro. En este sentido, es de gran utilidad el mantenimiento de material espermático en bancos de germoplasma para su uso futuro mediante inseminación artificial. Las técnicas de preservación del material espermático, mediante congelación en nitrógeno líquido, permiten su utilización incluso muchos años después de ser obtenido.

En la especie ovina y caprina, se lleva tiempo investigando y desarrollando diversas metodologías para la criopreservación del semen. Sin embargo, las tasas de fertilidad usando este semen congelado siguen siendo bajas. Muchos pueden ser los factores implicados en la crio-resistencia espermática, como los diluyentes y crioprotectores utilizados, la adición de antioxidantes, el protocolo de congelación, o la propia calidad del semen. El grupo de Fisiología y Tecnologías Reproductivas en Pequeños Rumiantes del Departamento de Reproducción Animal del INIA lleva años realizado un abordaje de la problemática de la congelación espermática desde una novedosa perspectiva endocrina, basándose en la hipótesis de que la crioresistencia de las células espermáticas puede verse afectada por los niveles hormonales endógenos del animal, independientemente de la calidad seminal inicial.

En un trabajo desarrollado por este grupo, se administró propionato de testosterona al final de la estación reproductiva a machos cabríos de raza Murciano-Granadina y moruecos de raza Merina, para inducir una inhibición de la secreción endógena de testosterona. Este tratamiento influyó de manera diferente en las distintas variables espermáticas de ambas especies, pero en ambos casos se puso de manifiesto que los altos niveles de testosterona afectan negativamente a la congelabilidad seminal de los pequeños rumiantes.

 

El Grupo Operativo Reprovi ha celebrado su primera reunión para la puesta en marcha del proyecto ‘Implantación de soluciones reproductivas para incrementar la sostenibilidad económica de las explotaciones de ovino lechero’. El pasado 15 de enero de 2020 tuvo lugar en Madrid, en el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria (INIA). Este proyecto innovador ha sido propuesto como beneficiario para la consecución de las ayudas a la ejecución de proyectos de innovación de interés general por grupos operativos de la Asociación Europea para la Innovación en materia de productividad y sostenibilidad agrícolas (AEI-AGRI), en el marco del Programa Nacional de Desarrollo Rural 2014-2020.

La agrupación está liderada por el Centro de Selección y Mejora Genética de Ovino y Caprino de Castilla y León (Ovigén) y participan como miembros beneficiarios las asociaciones de raza Assaf, Latxa y Manchega, además de Genovis Sociedad Cooperativa e Imasde Agroalimentaria. Tabmién participan Neiker-Tecnalia, la Universidad de Murcia, Ardiekin, el Cersyra, IGM y la asociación de raza Churra.

El principal objetivo del GO Reprovi es aumentar la tasa de fertilidad de la inseminación artificial y facilitar su dispersión en las explotaciones de ovino lechero mediante la implementación de protocolos y metodologías sanitarias. Reprovic motivará una actividad económica sostenible, basada en la profesionalización de las prácticas reproductivas ganaderas y el avance hacia un nivel tecnológico superior. Una mayor rentabilidad en las explotaciones de jóvenes ganaderos supondrá una mayor fijación de población rural. Se desea demostrar y transferir a los jóvenes ganaderos la eficacia de nuevas prácticas de inseminación artificial basadas en el conocimiento generado por la comunidad científica sobre la importancia de la sanidad reproductiva.

 

La Federación Andaluza de Asociaciones de Caprino de Raza Pura (Cabrandalucía), organizadora del Foro Nacional del Caprino, trabaja con celeridad en los últimos días para tener preparado lo antes posible un programa oficial de ponencias y mesas redondas para la undécima edición de este foro, que en esta ocasión se celebrará los días 14 y 15 de mayo en la localidad almeriense de El Ejido.

El técnico Juanma Micheo, que un año más será el encargado de confeccionar el programa de actividades de este evento, está ideando un programa en el que se romperá la clásica estructura de años anteriores en tres bloques, para ofrecer algunas ponencias temáticas de mayor contenido, mesas redondas e, incluso, algunas tertulias con la participación de ganaderos, que habían demandado este tipo de iniciativas en las encuestas realizadas en años anteriores.

Los temas generales sobre los que probablemente tratará este XI Foro Nacional del Caprino son los efectos del cambio climático en pequeños rumiantes, las mejoras reproductivas con la utilización de inseminación artificial sin hormonas artificiales, los avances en genómica, la prevención de enfermedades y la alimentación en la reposición.

Será el undécimo año consecutivo que se celebre este Foro Nacional del Caprino organizado por Cabrandalucía, siempre en una ciudad andaluza. Será la segunda ocasión que se celebre en la provincia de Almería, ya que la capital almeriense acogió el evento en 2013. También se celebró en tres ocasiones en Antequera (Málaga) y también en Guadix (Granada), Sevilla, Granada, Ronda (Málaga), Carmona (Sevilla) y Córdoba.

 

La Asociación Española de Criadores de Ganado Ovino Selecto de Raza Lacaune (Aesla) va a cerrar el presente año 2019 con un total de 4.071 inseminaciones artificiales realizadas, lo que significa un incremento del 25% respecto a las 3.256 inseminaciones que se realizaron en el ejercicio 2018, según la información que publica la propia asociación en su revista anual. Si se analiza la evolución más a largo plazo, en 2019 prácticamente se han triplicado las inseminaciones del ejercicio 2016, cuando se aplicaron 1.429 dosis en las explotaciones de esta raza ovina.

“Nuestra idea continúa siendo clara: hay que difundir la genética de la raza Lacaune que Aesla tiene disponible en los centros de inseminación. Este hecho se está consiguiendo con la evolución en el número de inseminaciones que se está llevando a cabo en los últimos años”, según señala la asociación.

En la actualidad, la asociación que gestiona el libro genealógico de la raza Lacaune cuenta con 33 sementales en Ovigén, el centro de genética ubicado a las afueras de la localidad zamorana de Toro, y 8 en el Centro Agropecuario de la Diputación de Córdoba. De esos 41 machos, 21 proceden de ganaderías de Aesla y estarán disponibles para socios y no socios a comienzos del año 2020. De esos 21 machos de socios de Aesla, un total de 16 están en Ovigén, con origen en las explotaciones de Elías Alonso Fernández, de Maire de Castroponce – Zamora (10), y SAT 2126 Los Francos, de Revenga de Campos – Palencia (6). Los otros 5 machos se encuentran con Córdoba y proceden de otras dos ganaderías, que son las de El Colmenar SC, de Cubillos del Pan – Zamora (2) y Bravo Tena SL, de Cabeza del Buey – Badajoz (3).

Página 1 de 10

Foros de discusión

  • Sección en construcción
Copyright 2013 © OVIESPAÑA - Paseo Arco de Ladrillo, 90 - 47008 - Valladolid - España oviespana@tierras-digital.com | Tel: +34 983 477 201 - Fax: +34 983 476 304 Soluciones web epoint.es

Acceso usuarios registrados o Registrarse

Acceder